Basílica Nuestra Señora de Atocha

La actual basílica de Nuestra Señora de Atocha es un edificio relativamente moderno que data de 1951. La devoción popular y cortesana a la vez tuvo otros templos con anterioridad. Este reportaje trata de recuperar algunas huellas de ese pasado.

El primer templo que alojó a la Virgen de Atocha fue el construido en el S. XVI por orden de Felipe II. Dicho edificio fue ampliado y reformado desde el S. XVII hasta el XIX y finalmente fue derruido a principios del S. XX, hacia 1903.

Esa primera iglesia que albergaba a la Virgen de Atocha marcó la vida cotidiana de aquel Madrid. La arquitectura de aquel templo era singular lo que le convertía en un referente monumental y artístico de la ciudad.

Estampas, lienzos, planos, distintas fotografías y otros testimonios permiten hoy recuperar la imagen de aquella antigua basílica. Por su parte, la Virgen de Atocha -una talla del S. XII-  es la imagen más antigua que se conserva en Madrid. Para sus fieles y para los amantes del arte va dirigido este artículo.

 

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento de Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Te recomendamos que accedas a nuestra políticas de cookies y revises las cookies que estamos utilizando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar