Número 36 (noviembre- diciembre 2011)

Madrid Histórico lanza el último número de este año. Con el otoño ya instalado en Madrid nos propone una serie de reportajes que nos envuelven en la nostalgia propia de esta época. Nos dejamos llevar y nos instalamos en el pasado, paseando por corralas como la de la calle Arniches o deteniéndonos en la arquitectura de los años treinta del siglo pasado. Para los que quieran una retrospectiva más lejana aún pueden quedarse con el reportaje dedicado a las dotes matrimoniales del Antiguo Régimen o el relacionado con los trabajos líticos del Renacimiento. La Sacramental de San Isidro, la estación radiotelegráfica de Carabanchel o los carrillones que proliferan por los distintos edificios de Madrid son otras de las propuestas de este número.

 

LOS TRABAJOS LÍTICOS
El interés por la recuperación de técnicas artísticas relacionadas con el mundo antiguo y clásico fue una constante en el Renacimiento. Una de esas técnicas fue la de los trabajos líticos o de talla y montaje de piedras duras.
CADUCEOS EN MADRID
En las fachadas del Banco de España se representa el caduceo como símbolo de Mercurio, dios del comercio que personifica la paz entre dos intereses: la oferta y la demanda, siempre muy presente en la arquitectura bancaria madrileña.
LA CORRALA DE LA CALLE ARNICHES
Las “corralas” son inmuebles de unas determinadas características, edificados generalmente sobre solares mínimos, con un patio común y corredores en cada piso, aportando un hábitat muy particular.
LA SACRAMENTAL DE SAN ISIDRO
La sacramental de San Isidro ha cumplido recientemente 200 años de historia, su primer enterrado, Francisco López Ballesteros, fue sepultado en la “corrala” de nichos del patio de San Andrés en 1811 reinando Fernando VII. El patio de la Purísima Concepción realizado en la segunda mitad del S. XIX cuenta con monumentos funerarios de todo tipo y estilos similares a los cementerios de Dublín, Génova y Torino, máximos exponentes del arte funerario europeo.
LA ESTACIÓN RADIOTELEGRÁFICA DE CARABANCHEL
El 24 de abril de 1911 se inauguraba la estación radiotelegráfica en Carabanchel; se había logrado la construcción de una gran antena que situaba a España al mismo nivel que el resto de potencias en el campo de las comunicaciones. El lugar elegido para la instalación fue el cerro Cadalso, la zona más elevada del municipio. El solar, a una altitud de 683 metros sobre el nivel del mar, había sido cedido por el Ayuntamiento al Ministerio de la Guerra.
CASARSE EN EL ANTIGUO RÉGIMEN
Destacamos la importancia de las “dotes matrimoniales” como un documento indispensable en las concertaciones conyugales hasta el S. XIX que evitaban litigios familiares, ya olvidados en nuestra actual cultura.
PETROGLIFOS DE PEDREZUELA
Una serie de marcas circulares, grabados sobre ciertas rocas en el término municipal de Pedrezuela, esperan pacientemente una interpretación científica que explique su utilidad y procedencia desde hace más de 20 años en que fueron localizadas.
LOS CARRILLONES DE MADRID
Madrid dispone de innumerables carrillones que sorprenden con sus notas musicales a determinadas horas a los viandantes, entre ellos unos destacan por su ingenio otros por su ingenuidad, como el situado en la Plaza de las Cortes dedicado a la época goyesca sobre bocetos realizados por Mingote, que se encuentra en el primer piso del edificio de seguros Groupama y nos asombra con su grata sonoridad cada día a las doce de la mañana.
LA ARQUITECTURA DEL MADRID DE LOS AÑOS TREINTA
El ambiente arquitectónico de Madrid en la década de los treinta del S. XX se vio reforzado por el éxito de la colonia residencia, el mismo equipo de promotores decidió perfeccionar la idea en la colonia El Viso, una de las primeras muestras de la arquitectura racionalista en España.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies