La ayuda humanitaria en el Madrid de la Guerra Civil

Antonio Belmonte, autor de Contra fuego y espanto. La ación humanitaria que salvó miles de vidas en la Guerra Civil resume en este artículo parte de su recién estrenado libro, editado por Temporae.

Durante la Guerra Civil, Madrid recibió ayuda de organizaciones muy diversas, pero las dos que trabajaron más activamente fueron el Comité Suizo de Ayuda a los Niños de España y la Comisión Internacional de Ayuda a los Niños Evacuados. El trabajo sobre el terreno lo realizaron los voluntarios del Servicio Civil Internacional (SCI).

Muchos de los madrileños que vivieron la guerra aún recuerdan agradecidos los botes de leche condensada que llegaban desde Suiza o los panecillos elaborados con la harina procedente de los Estados Unidos.

En aquel Madrid de las bombas, las enfermedades y el hambre, un vaso de leche o un trozo de pan blanco podían convertirse, fácilmente, en un salvavidas. Además de la evacuación, combatir la malnutrición fue un objetivo de estos voluntarios.

En los momentos finales de la guerra, la Comisión Internacional llegó a contar en Madrid con 35 cantinas infantiles que atendían diariamente a 15.000 niños. Recomendamos este libro que habla, fundamentalmente, de solidaridad en tiempos de guerra.

 

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento de Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Te recomendamos que accedas a nuestra políticas de cookies y revises las cookies que estamos utilizando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar