El Palacio del Marqués de Villafranca

El antiguo palacio de los marqueses de Villafranca situado en la calle de Don Pedro, hoy es la sede de la Real Academia de Ingeniería. Este artículo de María Isabel Mediero Velasco recorre su historia y recoge imágenes cedidas por la Real Academia de Ingeniería.

La nobleza fue llegando a Madrid progresivamente y se fue instalando en determinadas zonas de la ciudad por las que mostraban cierta preferencia. Este palacio se construyó en un barrio poco aristocrático pero por su cercanía al alcázar y con precedentes de distinción señorial fue elegido como residencia por dos importantes familias: los Mendoza del Infantado y los Álvarez de Toledo de Villafranca.

En el S. XVII Madrid no es una capital estrictamente palaciega, pero las cosas varían durante las centurias siguientes. El palacio de los marqueses de Villafranca ofrece una buena muestra de ello con sus continuas obras y su falta de definición hasta entrado el S. XVIII. A medida que fue cambiando la calle y lo que rodeaba al palacio, parece ser que se fueron adquiriendo parcelas colindantes y agrandando el espacio.

 

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento de Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Te recomendamos que accedas a nuestra políticas de cookies y revises las cookies que estamos utilizando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar