Madrid y sus secretos: La Inclusa

Si hay una institución que guarda secretos en Madrid esa es la Real Casa Inclusa. Durante años, fueron miles los niños y niñas que fueron depositados en la oscuridad de la noche en su puerta. Fueron muchas las madres que abandonaron –por muchos motivos- en el aquel torno de madera a sus hijos. Madres e hijos fueron víctimas de la falsa moral de la época en la que prevalecía la “honra y el honor”.

Desde 1580 existen datos que demuestran el éxito de la casa de niños expósitos en Madrid. Ya en el S. XV se empezaron a construir hospitales, como el de Agonizantes, el de la Pasión (en 1465 solo para mujeres), el de La Latina (fundado por Beatriz Galindo en 1499)… y a todos ellos llegaban criaturas que habían sido recogidas en cualquier rincón, calle o puerta.

En este artículo, Carmen Maceiras va desgranando todos los detalles relacionados con la Inclusa, desde los pergaminos que encontraban junto al niño (en el que se explicaba cómo se llamaba, si había sido bautizado…), hasta el funcionamiento de este organismo (sus nodrizas, su reglamento, etc).

la inclusa

 

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento de Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Te recomendamos que accedas a nuestra políticas de cookies y revises las cookies que estamos utilizando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar