La Quinta del Sordo en 1828

2 - Fachada principal de la vivienda de GoyaLa gran maqueta de Madrid, de León Gil de Palacio, se empezó a construir en 1828, el mismo año en que falleció Goya. Terminada en 1830, ha estado expuesta al público en sucesivos museos. En 2015, tras la reapertura del Museo de Historia de Madrid, en esta maqueta se ha identificado la verdadera casa rural de Goya, para sorpresa de todos.

El conocido Modelo de Madrid guarda todavía algunos secretos. Uno de ellos fue desvelado el año pasado, cuando varios investigadores publicamos unas primeras conclusiones en el número 201 de la revista Descubrir el Arte. Se divulgó que la casa de Francisco de Goya aparece junto al borde izquierdo de la maqueta, en los terrenos más elevados de la finca de la Quinta del Sordo, o Quinta de Goya, cerca del río Manzanares, aguas abajo del Puente de Segovia.

Ahora, en Madrid Histórico, vamos a demostrar con planos de la zona que esa era la vivienda del pintor. ¿Y cómo es posible qué nadie se hubiese dado cuenta antes? La razón es que los estudiosos de Goya buscaban un palacete, pero la casa original era más sencilla. La nueva mansión la construyeron al lado los sucesores, que también debieron adquirir la lujosa fuente de mármol que aparece en dos grabados posteriores, ilustrando un libro de 1867 -y otro texto de 1877- de Charles Yriarte. En ambos grabados vemos una edificación burguesa, cuya parte izquierda debería corresponder a la casa de Goya.

Lo cierto es que los descendientes del pintor  -su hijo Javier y su nieto Mariano- modificaron la fachada principal de la casa antigua, además de construir un nuevo palacete a su derecha. Los familiares camuflaron la casa original de Goya, para que no desentonase por su aspecto rural. Ampliaron ventanas, balcones y puertas, para armonizarlas con la fachada del ala derecha, resultando un conjunto con pretensiones nobiliarias. De esta manera, ni el mismísimo Francisco de Goya reconocería su vivienda, absolutamente transformada tras su muerte.

Los mejores expertos en Goya nunca pudieron reconocer la casa de la maqueta. Así, el desaparecido hispanista británico Nigel Glendinning, en 2004, escribió: “Es, desde luego, una lástima que la casa primitiva no aparezca en la maqueta de Madrid, construida en 1830 y conservada en el Museo Municipal, para que la viéramos de bulto, tal como era en tiempos de Goya”.Y como Glendinning era una gran autoridad académica, todos aceptaron su opinión.

A finales de 2014 abrió de nuevo sus puertas el antiguo Museo Municipal, hoy conocido oficialmente como Museo de Historia de Madrid. En mi primera visita, realizada expresamente para volver a ver la maqueta de Gil de Palacio, me detuve largamente contemplando las terrazas del río Manzanares. Tenía la esperanza de encontrar la vivienda de Goya. En realidad ya estaba con este tema, para seguir mejorando el artículo “Quinta del Sordo”, de la Wikipedia en idioma español.

Teniendo memorizada la zona de los “Solares de Goya”, y la “Quinta de Goya”, tal como aparece rotulada en el plano de Facundo Cañada, fue fácil reconocer en la maqueta el camino público que parte desde la glorieta del Puente de Segovia hacia el sur, junto a los lavaderos, en dirección hacia la ermita de San Isidro. Y antes de terminar los lavaderos, en la maqueta se ve perfectamente el comienzo del pequeño camino particular que asciende hacia el oeste, en los terrenos de la finca de Goya. ¿Y dónde termina ese camino ascendente? Finaliza ante una casa rural de dos pisos. Esa vivienda de campo -mitad de recreo y mitad de labor- tenía que ser la casa principal de la extensa finca o hacienda de Goya. ¡La Quinta de Goya!

Podrás leer el artículo completo en Madrid Histórico 63

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies