Paradores, mesones y posadas en la Calle Toledo (Desde el Siglo XVI al XX)

FIG.- 5. Parra, posada de laLa calle de Toledo nace a extramuros del Madrid medieval. Ya había casas en el siglo xv en lo que entonces se llamaba el Camino Real de Toledo. En el plano de Texeira (1656) aparece con el nombre actual.

Arranca la calle en la plaza Mayor para terminar en la glorieta de las Pirámides, aunque el tramo entre la puerta y el puente de Toledo se llamó, hasta principios del siglo xx, paseo de los Ocho Hilos. En tiempo de los Reyes Católicos solo llegaba hasta el hospital de la Latina donde estuvo la primera puerta de Toledo o de la Latina. Con Felipe II se derriba esta puerta prolongando la calle, primero hasta la calle de la Sierpe donde se puso la nueva puerta y, a finales del xvi, hasta la actual Puerta de Toledo.

El primer tramo de la calle, hasta la plaza de la Cebada, fue siempre el más señorial, con la colegiata, el actual Instituto de San Isidro y el hospital y convento de la Latina como edificios más importantes. También había tiendas de pañerías, alpargaterías, zapaterías, sombrererías, etc.

Pasada la plaza de la Cebada, la calle estaba formada por casas bajitas con grandes patios o huertos donde se empezaron a instalar la práctica totalidad de los mesones, posadas y paradores para arrieros, marchantes y trajineros, sobre los que hablaremos a continuación; tenía además muchas pequeñas tiendas de colchoneros, toneleros, boteros, esparteros y otros humildes oficios que ofrecían sus productos a la multitud que entraba cada día por la puerta de Toledo.

Vamos a ver a continuación la relación de posadas, paradores y mesones que poblaban la calle de Toledo al menos desde el siglo xvi. Primero citaremos los más antiguos, de los que no hemos podido saber su situación exacta.

MESONES DE LA CALLE DE TOLEDO EN LOS SIGLOS XVI, XVII Y XVIII DE DIFÍCIL LOCALIZACIÓN

De los datos obtenidos por Mercedes Agulló de los archivos de San Ginés, conocemos la existencia, en el siglo xvii, de los mesones de Aparicio, de Arroyo, de Gracia, de la Tijera, de la Bellota, de la Carbonera, de la Cepeda, de la Encomienda de San Juan, de la Sierpe, de Ugena, del Caballo, del Contador Mena, del Contador Galarza, del Corazón, de Monterrey, de Alonso Montero, del León y el Mesón Nuevo.

José del Corral (Anales del Instituto de Estudios Madrileños (AIEM), 2003) cita los mesones de don Francisco de Torres, de María Cedillo, de Cristóbal Calzada (al final de la calle) todos en el siglo xvii.

En los AIEM, n.º 49, encontramos en 1640 la Casa-Mesón y Parador Grande de Quintana al principio de la calle de Toledo.

Ya en el siglo xviii Herrero-García nombra los mesones del Ventorro, del Gallego (acera de la derecha), de la Cerradura (¿Herradura?) y de la Aceitera.

Puesto que la numeración de la calle ha sido alterada en numerosas ocasiones (hasta 1864 la plaza de la Cebada no tenía numeración propia), hemos creído conveniente situar los establecimientos sobre un plano actual para evitar confusiones y bailes de números. Aunque hemos procurado dar la ubicación exacta de cada establecimiento es posible que, en algún caso, haya alguna pequeña variación.

Dado el limitado espacio que tenemos para este artículo, desgraciadamente se nos van a quedar muchas cosas en el tintero (información sobre los propietarios de los establecimientos, anécdotas, actividad comercial de cada uno de ellos…).

En la relación que vemos a continuación, el primer número (en negrita) corresponde al del plano de situación; después está el número actual de la calle de Toledo.

Las fechas entre las que estuvieron abiertos los locales son a veces aproximadas, pero lo que es seguro es que tuvieron actividad al menos entre los dos años que aparecen en el listado.

Podrás leer el artículo completo en el Número 68 de Madrid Histórico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies