Número 77 (Septiembre – Octubre 2018)

Se acerca el final del año, se terminan las vacaciones estivales pero los contenidos de Madrid Histórico, no cesan. En el número de septiembre y octubre os traemos un refrescante dosier, el que nos guiará por la historia y biografía de la emblemática fábrica de cerveza El Águila tan vinculada al distrito de Arganzuela. También habrá tiempo para rememorar los pasaje de Fortunata y Jacinta y buscar la vivienda de una de sus protagonistas a los pies de la Plaza Mayor. El Cerro de las Vistillas o Santa María de la Cabeza compartirán páginas en un número en el que no faltarán nuestras secciones habituales como El Madrid de las Mil Caras, la madroñosfera, que nos paseará por el Hospital de la Venerable Orden Tercera y nuestra interesante entrevista. Esta vez charlando con Cristina Tarrero, responsable del sorprendente Museo de la Catedral de la Almudena.

Entrevista: Cristina Tarrero (Museo de la Almudena)
La catedral de la Almudena recibe miles de visitantes cada año. De hecho, es uno de los iconos de Madrid. Lo que no tanta gente conoce, incluso los propios madrileños, es que alberga un interesantísimo museo que cuenta con piezas realmente singulares y que da cobijo además a una de las vistas panorámicas más espectaculares de la villa. Esta vez, Madrid Histórico ha dialogado con su responsable, Cristina Tarrero, para que nos cuente el día a día y particularidades de esta institución.

¿Un asentamiento humano de la Edad del Bronce en el cerro de las Vistillas?

Se hace una llamada a la prudencia antes de publicar afirmaciones sin ceñirse escrupulosamente a los informes arqueológicos profesionales y oficiales actuales.
Tener datos sobre enterramientos humanos de la Edad del Bronce en el solar de la calle Angosta de los Mancebos, 3, sería necesario para poder afirmar que hubo un asentamiento humano duradero de esta época en el cerro de las Vistillas. Todavía no los tenemos.

S.A. El Águila Fábrica modelo de cerveza y hielo

Resumir cien años de historia de una empresa tan madrileña y tan española en unas cuantas páginas para este dosier es tarea bien compleja; pero el comentarista intentará hacer una semblanza curiosa, casi cronológica, de aquella gran empresa de cervezas castiza y matritense como la que más, cuya sociedad mercantil enraizada en el distrito de Arganzuela supo extenderse por toda España.

La casa de Fortunata

En el número 11 de la Cava de San Miguel se encuentra la casa en la cual cobró vida literaria para la inmortalidad la hermosa Fortunata Izquierdo, personaje clave de la novela Fortunata y Jacinta. Esta casa, una especie de lugar sagrado para los devotos de la obra galdosiana, se conserva tal cual la viera Galdós; sin embargo, y esta es la paradoja, ninguna placa recuerda que aquí «vivió» Fortunata, ausencia que debemos tratar de subsanar, si es posible, en este año galdosiano.

Hospital de la VOT, el hospital más antiguo de Madrid

 Hace algunos años que, desde SIEMA Matritensis, me propuse difundir las maravillas de este hospital tan desconocido para la mayoría de los madrileños. Lo que más llama la atención es que, aunque su construcción data del siglo xvii, es un hospital que sigue funcionando actualmente como hospital. Impacta su historia y patrimonio artístico. Encontramos en él cosas tan curiosas como botes de farmacia del siglo xviii, camillas de la época, uno de los primeros trabajos de Teodoro Ardemans en las bóvedas de la escalera principal y cuadros que bien merecen estar en el Museo del Prado.

Las vírgenes hospitalarias medievales de la Villa de Madrid

En el mundo medieval el ejercicio de la caridad era la vía de subvenir las necesidades de atención a pobres, huérfanos, enfermos y peregrinos.

Había alberguería donde se acogía a necesitados y enfermos. Inicialmente estaban constituidos en el interior de los conventos, y allí se intentaba socorrerles en su indigencia. Después se construyeron unos albergues anejos a monasterios, conventos e iglesias, que recibieron el nombre de hospitales, porque se daba a los allí acogidos un trato de huésped.

El Madrid dibujado de Fernando Brambilla (1795-1833)

También los italianos figuran en el selecto grupo de los artistas que dibujaron y difundieron la imagen de Madrid. Brambilla fue uno de los más destacados, pues gozó de la prerrogativa que como «pintor arquitecto y adornista de la Real Cámara» tuvo el encargo de realizar para la Corona una serie de vistas de la Corte para decorar los palacios y para difundirlas como litografías. Hoy podemos verlas como óleos y como litografías, también en su moderna visión, coloreadas. Aquí ofrecemos un resumen.

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento de Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Te recomendamos que accedas a nuestra políticas de cookies y revises las cookies que estamos utilizando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar