Déjate llevar de la mano de nuestra revista a través de fotografías, imágenes, ilustraciones, gráficos y mucho más…

El Museo de San Isidro o de los Orígenes de Madrid ha abierto de nuevo sus puertas al público tras un proceso de renovación, tanto del edificio y sus instalaciones, como del discurso museográfico de la exposición permanente y demás espacios públicos.

Ahora tiene una exposición permanente titulada “Orígenes: Un viaje al pasado de Madrid”, un recorrido a través de la evolución del territorio y de sus pobladores desde la Prehistoria hasta el establecimiento de la Corte en 1561.

Las nuevas salas del Paleolítico Madrileño se organizan en tres espacios, en los que se ha buscado integrar tecnologías innovadoras con un proyecto museológico didáctico y expresivo, válido para todo tipo de públicos.

Además de las nuevas salas dedicadas al Paleolítico, se exhibe un avance de los contenidos que tendrán el resto de las salas de la colección permanente, que abarcan desde el Neolítico hasta el Renacimiento. Mientras, en las salas de exposiciones temporales, se continúa exhibiendo una selección de fondos de la colección permanente.

En la planta sótano se encuentra el almacén visitable, en el que el público tiene acceso a una ingente información facilitada por las más de 600 piezas arqueológicas en él depositadas. El patio renacentista y el jardín arqueobotánico son otros lugares que no se debe perder el visitante.